BUJIAS DE INCANDESCENCIA BOSCH

 

Al arrancar, el motor necesita comprimir el aire admitido y calentarlo alrededor de 900 °C, para que se inicie la combustión.

 

Las bujías de incandescencia Bosch alcanzan con gran rapidez la temperatura de arranque necesaria para la cámara de combustión, incluso con bajas temperaturas exteriores.

 

Además de calentar la cámara de combustión, la mantiene caliente aún después que el motor ya está funcionando.

 

Arranques más rápidos, suavidad en la marcha, combustión óptima, menor emisión de contaminantes y consumo, son los resultados de la tecnología Bosch.

.

.

.