LÍQUIDO DE FRENOS

 

El líquido de freno es uno de los componentes más importantes del sistema de frenos del vehículo. Cuando el pedal de freno es accionado, el líquido es comprimido y acciona las zapatas para una perfecta realización del frenado.

 

Además de esa función, también actúa como lubricante y previene la corrosión de las piezas del sistema.

 

La calidad y seguridad están determinado por su punto de ebullición, con el uso, el líquido de freno absorbe la humedad del ambiente limitando su vida útil.

 

Los líquidos de freno DOT 3, DOT 4 y DOT 5.1 no sólo poseen altos puntos de ebullición, sino que superan las normas establecidas por el Departamento de Transportes de Estados Unidos, institución reguladora de la calidad de los líquidos de freno.

 

DOT 3: opción económica para vehículos más antiguos.
DOT 4: líquido utilizado por todas las ensambladoras desde 1996, con alto punto de ebullición y larga vida útil.
DOT 5.1: lanzamiento de Bosch para vehículos de alto desempeño, con durabilidad máxima.

 

Características:
Elevada temperatura de ebullición.
Alta viscosidad.
Aprobado por normas internacionales.

 

Ventajas:
Produce menos vapor de agua.
Presión constante del pedal.
Garantía de calidad.

 

Beneficios:
Frenado seguro.
Suavidad en el frenado.
Seguridad para el conductor.